Hace ya muchos años que un joven chaval que se internaba en el fantastico mundo friki conoció, como viene siendo el tópico, las miniaturas de G.W. en una pequeña tienda de barrio. Unos años y alguna que otra caja de guerreros enanos después el chaval dió el salto a internet. Conoció gente, participó el blogs e incluso llegó a publicar tutoriales mientras que sus habilidades pictoricas y escenográficas aumentaban. En el auge de su entusiasmo y habilidades decidió abrirse hueco en la blogosfera y comenzar este blog. Muchos años después, pese a la decadencia del hobby, éste sigue siendo su rincón en la web: Bienvenidos a LA CAVERNA DEL FRIKI.

viernes, 14 de diciembre de 2012

Mansión Vampírica (Mordheim)


Saludos a Todos/as!!
 
Como ya dije anteriormente, ésta es otra de las entradas programadas con la intención de homogeneizar la actividad del blog y, si el mundo no se ha acabado todavía, hoy estrenarán El Hobbit!!
 
No obstante, no es de los habitantes de la comarca de quienes vengo a hablaros, sino de uno de mis últimos proyectos modelísticos: La Mansión Vampírica de Mordheim.
 
Hace muchos años que descubrí este singular juego de estrategias y desde el principio se me antojó más interesante que poner a 400 miniaturas sobre un tablero y tirar dados para que se dieses de leches (al menos antes había un poco más de estrategia y podías ser más perro, pero desde que a algun iluminado se le ocurrió que pegasen siempre en dos filas, que las cargas fuesen con tiradas de dasdos... en fin). En este juego, por el contrario, es una banda de 4 amigos (u 8, depende de como te lo montes) que se interna en una ciudad medio en ruinas para encontrar tesoros y que, en la mayoría de los casos, descubre a otras bandas (y también se dan de leches). No obstante, lo verdaderamente interesante es que el juego está pensado para hacer una campaña, para que los personajes evolucionen y se adaptes al adversario (por ejemplo, comprando agua bendita si luchas contra los no muertos).
 
 
Como iba diciendo, después de muchos años para intentar convencerles por fin he conseguido que un amigo se anime a jugar y, aunque ya tenía gran parte de la ciudad de los condenados construida, nos dimos cuenta de que no era suficiente, de que necesitábamos más. La pregunta es, ¿Cuanto más? Pues tanto como para llenar un tablero de 120x120cm de escenografía colocada sobre bases de 20x20cm (echad calculos).
 
Lo malo de esas medidas (a los tableros de 20x20cm me refiero) es que los edificios quedaban pequeños y muy juntos, pero la medidas se adapta a los tableros de contrachapado que nos venden y que nos resultan más económicos (por el momento el único que trabaja de la cuadrilla soy yo, y lo hago "a ratos" desde el verano). Una de las soluciones que se me ocurrió fue hacer plazas, de modo que habría tableros que estarían carentes de escenografía y dejarían espacio libre para que las minis se pudiesen desplegar tranquilamente. Otra opción fue la inclusión de bases de 20x40cm, permitiendonos fabricar edificios más grandes y dejar espacio a los márgenes, para hacer calles laterales y callejuelas por detrás (evidentemente, estos edificios debían dar a una plaza).
 
Una vez explicada toda esta chapa (lo siento, pero tiendo a irme por las ramas), me dispongo a entrar verdaderamente en materia y presentaros de una vez la maqueta que da nombre al artículo:
 

La Mansión Vampírica

 
A la hora de planificarla pensé en una casa nobiliaria (ya había una, a la que llamamos "la casa del alcalde" y que es una casa sobre unos pilares que cuenga sobre el río), lo que implicaba utilizar una escala un poco más grande (los pisos tienen 7cm de altura, en vez de 5cm, lo que también afecta al juego). Además, al tratarse de un noble la casa estaría situada en algún lugar privilegiado de la ciudad, y aprobeché para situarla junto al río, lo que me permitía hacer una casa grande (pero no tanto como la iglesia) y al mismo tiempo incluir una casilla de rio, que falta le hace a la ciudad.
 
 
Para la construcción no utilicé ninguna técnica especial. La base o esqueleto está fabricado con cartón (creo que de una caja de colacao) y las vigas son listones de madera. sí que pensé en ponerle un par de balcones, a mono presidencial, y recubrir las paredes de piedra (utilicé piedra de acuario porque ando un poco escaso de piedra de sillería).
 
Entre los dos balcones había pensado en pones un escudo heráldico o algo así, pero apareció un amigo con una pieza de heroquest que tuvimos a bien clonar y, ¡tachán! ya tenía una efigie perfecta para colocar entre los balcones: una lápida de un caballero con armadura, espada y todo. Era sencillamente perfecto.
 
 
Cuando terminé con las fachadas me metí con el interior y como quería que estuviese lleno de escombros decidí hacer un terrible mejunge con yeso, agua, cola blanca, arena, piedras, corcho... el resultado lo podeis ver en las fotos y creo que no me quedó del todo mal, aunque se hará un poco dificil mover las miniaturas por dentro (no se puede tener todo en la vida).
 
 
Para finalizar, coloqué el cuelo con masilla blanca cincelada con piedrecitas (cada edificio tiene un suelo diferente, algo que tengo que arreglar, además, cada vez me quedan las piedras más homogéneas) y añadí el rio, canalizado, con piedras de sillería.
 
 
De momento tomaré un poco de descanso para ponerme al día con los cursos on-line y para marcharme al pueblo en el puente, pero espero que para cuando se publique la próxima entrada a ésta haya avanzado un poco más y la casa la disponga de revestimiento interior y el cauce del río esté finiquitado (aunque habrá que esperar un poco más para añadirle el agua).
 
Saludos y espero que os hayan gustado las fotos al menos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario