Blog personal para recopilar, entre otras, las miniaturas pintadas y la escenografía realizada por un pequeño grupo de frikis.
Bienvenidos a LA CAVERNA DEL FRIKI.

viernes, 28 de diciembre de 2012

Calles de Mordheim

Saludos a todos/as!!!
 
Una semana más aquí estamos y, siguiendo la tónica, esta vez toca hablar de Mordheim.
 
No os hablaré de las reglas del juego, ni del trasfondo, ni de nada de lo que podais encontrar ya por internet y que yo unicamente me dedicaría a copiar y pegar. No, hoy vengo a hablaros de "mi" Mordheim, esto es, de la ciudad de los condenados que estoy construyendo.
 
 
Desde pequeño me ha encantado la arquitectura, y siempre he dicho que ha sido mi vocación frustrada (o tal vez la de albañil, que a mi lo que me gusta es mancharme las manos), por eso no es de extrañar que construir una ciudad completamente edificada haya estado en mi mente desde los inicios del hobby. Empecé temprano, y mi afán por superarme me llevó a investigar más sobre arquitectura medieval, métodos de construcción, arquitectura comparativa... (no es lo mismo un pazo gallego que un baserri vasco, y ya no digamos una casa andaluza).
 

Poco a poco edificios sueltos comenzaron a inundar los campos de batalla y es que era el único de mis amigos que se dedicaba completamente a la escenografía (aunque a veces me ayudaban a hacer determinadas cosas, creo que unicamente hay un elemento de escenografía en el que no he metido mano, y tampoco estoy muy seguro de ello). Esos edificios eran pequeños y sinuoso, en su mayoría torres para poner sobre alguna colina, pero yo quería más.
 

Mordheim fue como una aparición de la virgen. De pronto y por completa casualidad topé con un juego en el que había que construir una ciudad enterita, de arriba a abajo. Como todos los proyectos, comencé con entusiasmo e ilusión y, como suele suceder, con ideas muy equivocadas que ahora son dificiles de corregir.


Básicamente, el tablero de Mordheim es de 120x120cm y no se me ocurrió otra genial idea que basarme en un sistema de bases de 20x20cm, lo que me obligó a realizar una enorme cantidad de edificios estrechos y altos (basicamente, construí torres). Visualmente no quedaban mal, y poco a poco fui experimentando estilos diferentes, pero las calles quedan muy estrechas y aunque comencé a fabricar plazas, el paso de una a otra se hacía dificil y costoso.


Tras ver lo que sucedía un buen día decidí comenzar a hacer edificios con bases de 20x40cm, de tal modo que quedase espacio entre edificio y edificio (evidentemente, los hacía más alargados). Actualmente estoy inmerso en un proyecto de construir, con listones de 20x5cm, separadores de edificios, dotando de esta manera a mi ciudad de los condenados de calles, callejones, plazas y avenidas donde poder combatir libremente.

 
Todavía quedan muchos edificios por construir, muchas partidas por jugar y reglas especiales por probar, pero de momento el que habeis ido viendo en las fotos es el aspecto de mi ciudad de los condenados, aunque lleve infiltrado algún que otro elemento de WH40k para hacer bulto.


 Saludos y próspero año nuevo! Urte berri on!

2 comentarios:

  1. Que calladito te lo tenias!!
    ME ENCANTA!!! Ya tu sabes que Mordheim es lo que mas me mola. Asi que casi todos los proyectos de esto tienen su encanto. El tema de construir por modulos, como ya estaras descubriendo tiene sus ventajas e inconvenientes... pero al final todo vale para ir moviendo las minis entre las casitas... mucho animo.. y sin prisas, que esto es un proyecto de laaaaaaaarga duracion.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Pablo!! La verdad es que esto va a traer más cola que la sagrada familia, jeejejej pero bueno, poco a poco y en mis ratos libres, aunque sean pocos. Saludos y cuidate!!

    ResponderEliminar